Pin
Send
Share
Send


El vocablo latino iniquĭtas llegó al castellano como iniquidad . El término alude a una gran injusticia o a algo malicioso .

Por ejemplo: “La empresa local acusó al gobierno de haber incurrido en una iniquidad al adjudicar todas las licitaciones a una compañía cercana al presidente”, “Utilizar a los niños en una campaña política es una iniquidad”, “Los jubilados padecen la iniquidad de un sistema que no les otorga aquello que les corresponde”.

Es habitual que iniquidad se confunda con inequidad . La inequidad (con E después de la N ) se refiere a la ausencia de equidad . Debido a que la inequidad suele ser injusta, en ocasiones los dos conceptos (inequidad e iniquidad) pueden usarse como sinónimos. De todos modos, la Fundación del Español Urgente - Fundéu BBVA advierte que no siempre son equivalentes, ya que la iniquidad refiere básicamente a un acto perverso, dañino o malo .

La idea de iniquidad suele aparecer en el terreno de la religión . En grupos cristianos, se entiende a la iniquidad como una tendencia que muestra una persona cuando incurre en pecados de manera repetitiva .

La iniquidad, en este contexto, es considerada como un patrón de conducta. Se trata de una especie de círculo vicioso donde se mezclan el pecado, el castigo y la culpa y del cual solo puede salirse con la ayuda de Dios .

Esta creencia cristiana sostiene que el hombre , hasta que no es liberado por Dios , sufre la culpa y el castigo de sus actos pecaminosos. Cuando la inequidad se rompe por la intervención divina, el ser humano es “liberado”.

Pin
Send
Share
Send